This where the flash should stand...

BREGUET Y RUSIA, LA HISTORIA CONTINÚA

12/11/2013

Breguet y Rusia mantienen una relación de amistad que dura ya más de dos siglos. El célebre relojero tuvo el privilegio de crear piezas para algunos de los diplomáticos, científicos, militares y financieros rusos más importantes, como por ejemplo el zar Alejandro I. A partir de 1801, año en que Breguet patentó la invención del tourbillon, el general Yermolov, el príncipe Gagarin o los barones Podmansky y Moltschanov se convirtieron en clientes habituales del relojero y admiradores de su famoso invento.

Hoy, Breguet se enorgullece de preservar esta relación especial con el país de los zares. Recientemente, la Manufactura invitó a sus clientes VIP a presenciar la obra "Fígaro. Los actos de un día" en el Teatro Dramático de Ekaterimburgo, uno de los más antiguos de la ciudad. A continuación, los invitados disfrutaron de una cena gastronómica, tras la cual Breguet presentó sus diversas colecciones.

Más de 200 años después de su creación, el tourbillon sigue siendo una de las complicaciones relojeras más fascinantes. Puede encontrarse en diversos relojes Breguet de nuestro tiempo, incluido el Classique Grande Complication 3358 con esfera de oro grabada a mano sobre decoración guilloché y disponible en dos versiones: revestimiento de esmalte traslúcido en color azul o rojo.