This where the flash should stand...

Montres Breguet abre sus puertas en Zúrich

09/12/2010

El 9 de diciembre, Montres Breguet inaugura una nueva tienda en una de las más prestigiosas avenidas de Zúrich. Después de Ginebra, París, Moscú, Nueva York y Shanghái, entre otras, la Casa consolida su presencia en el mundo instalándose en la célebre Bahnofstrasse.

 

Las colecciones de relojes Breguet se presentan en un espacio exclusivo de casi 420m2. Repartido en tres niveles, este nuevo estuche de joyería realza los valores y el saber hacer de la marca en un ambiente aterciopelado y elegante. La atmosfera que reina en estos espacios coloca el refinamiento y la sobriedad en el centro del concepto arquitectónico y estético. El diseño pone de relieve las cualidades de Breguet, el más mínimo detalle está pensado para subrayar la belleza de los relojes expuestos. Las paredes de cristal grabado se inspiran en el arte del guilloché y su color azul rey rinde homenaje al mismo azul del “reloj de tacto” encargado por la Emperatriz Joséphine en 1799. Las varillas de aluminio eloxado que separan los espacios recuerdan los finos acanalados que adornan las cajas de los relojes. En el techo así como en el suelo, unas elipsis recuerdan la forma ovoide emblemática del reloj Reine de Naples, primer reloj de pulsera creado para Caroline Murat por A.-L. Breguet en 1810.

Museo Breguet

En el primer piso, el Museo Breguet alberga la historia de una marca que ha contribuido, con sus inventos decisivos y sus numerosas patentes, al enriquecimiento del patrimonio relojero suizo y a su proyección internacional.

 

Breguet posee sin duda los tesoros históricos más hermosos con los que podría soñar una marca de Alta Relojería. Desde siempre, sus creaciones han fascinado a los más grandes de este mundo, desde Napoleón Bonaparte hasta el Zar Alejandro I, desde Winston Churchill a la Reina Marie-Antoinette, o desde Luís XVIII a Sergéi Rajmáninov, erigiéndose con el paso del tiempo en sinónimo de belleza, prestigio y elegancia.

 

Por esta razón, el Museo Breguet de la tienda de Zúrich acoge una colección de piezas históricas adquiridas a lo largo de estos últimos diez años, bajo el impulso de Nicolas G. Hayek, en subastas y procedentes también de instituciones y colecciones privadas. Después de este viaje por el pasado, un espacio lounge más intimista invita al visitante a saborear tranquilamente el ambiente histórico de los lugares hojeando libros sobre la marca.

Manuscritos Breguet

La tienda Breguet de Zúrich presenta, por primera vez en el mundo, los manuscritos de A.-L. Breguet adquiridos en mayo de 2010 en la subasta organizada por la casa Patrizzi & Co de Ginebra. Los clientes y visitantes del museo de la tienda podrán admirar los manuscritos originales y consultar sus nuevas transcripciones, durante el tiempo que dure la exposición temporal.

 

Escritos por el relojero con la ayuda de uno de sus colaboradores, estos textos constituyen sin duda uno de los testimonios más importantes de la historia de la relojería. A partir de ahora son parte integrante del patrimonio de la marca y están reunidos en siete cuadernos temáticos cuya publicación en un futuro próximo está siendo contemplada por la Casa.

 

Unos diez años antes de su muerte, A.-L. Breguet tuvo la idea de editar un tratado de relojería, articulado en torno a dos capítulos: la relojería civil y la relojería para las ciencias, testimonio vivo de la evolución de la relojería en general y de su obra en particular. En este tratado se presentarían todas las creaciones e innovaciones, desde las más simples hasta las más complicadas, desde el reloj de suscripción hasta el mecanismo con tourbillon, sin olvidar las investigaciones sobre el escape, el nacimiento de los primeros relojes automáticos llamados “perpetuos”, y hasta algunos secretos… Desgraciadamente, cuando A.-L. Breguet fallece en 1823, su obra dista mucho de estar acabada. Los cuadernos adquiridos este año por la marca son probablemente, según los expertos y los historiadores, los únicos capítulos que tienen una forma casi definitiva.

 

Cuaderno 1 : Observaciones preliminares, historia de Breguet (24 páginas)

 

Cuaderno 2 : Relojes con una aguja y nueva repetición (64 páginas)

 

Cuaderno 3 : Suscripciones y mecanismos de repetición (92 páginas)

 

Cuaderno 4 : Relojes perpetuos y su repetición minutos (28 páginas)

 

Cuaderno 5 : Ecuación del tiempo, calendarios y tourbillons (52 páginas)

 

Cuaderno 6 : Relojes de la Marina (32 páginas)

 

Cuaderno 7 : Cronómetros para la marina, relojes de longitud y espiral Breguet (62 páginas).

Visita a los talleres de Breguet

El nivel inferior de la tienda Breguet desvela el talento de los artesanos que trabajan en el seno de la fábrica para crear relojes en la más pura tradición suiza. Al lado de los equipos sofisticados más punteros, son más de treinta oficios artesanales representativos del saber hacer secular de la Casa que siguen perpetuando el arte de la Alta Relojería y recuerdan que un modelo Breguet es y siempre será una composición única, nacida tanto del espíritu como de la mano del hombre.

 

Por medio de películas temáticas interactivas, se invita al visitante a sumergirse en el secreto de los talleres Breguet del Valle de Joux donde navega según su deseo y su ritmo gracias a una pantalla táctil.

 

En función de sus elecciones sucesivas, los espectadores podrán gozar de diez minutos a más de una hora de gran espectáculo.

 

Al capricho de sus peregrinaciones virtuales, podrá descubrir la destreza que requiere el arte secular del guilloché, la delicadeza del esmalte, la finura de las operaciones de biselado, de pulido, de perlado o de cinceladura que ofrecen a cada componente de un reloj Breguet, por pequeño que sea, incluso invisible después de ensamblaje del reloj, una arquitectura y un lustre únicos. Transmitidos de generación en generación, estos oficios virtuosos del arte son los garantes de una ejecución artesanal excepcional.