Les Jardins du Petit Trianon "Pluie de Glycines"

Obra maestra de armonía neoclásica, el Petit Trianon y sus jardines están indisolublemente unidos a la memoria de María Antonieta. Aquí, se le da una de las interpretaciones más elegantes que existan. El edificio marca el tono y la simpleza es la nota clave en este refugio seguro. Un chorro de diamantes de talla brillante y con forma de pera fluye formando curvas simples. Collar, anillo, pulsera y pendientes desbordan de estilizada inocencia, salpicando la piel con centelleantes gotitas. Esta cascada de gemas termina en un exquisito nudo, como tributo a las preciosas prendas de la reina. A la distancia, se vislumbra una glicinia que serpentea y danza con delicadeza en el viento.