Diseñado en los años cincuenta para las fuerzas aeronavales francesas, el Type XX regresa a la colección Breguet en versión civil, dotado de un movimiento automático.

Su cronógrafo, no obstante, conserva la función fly-back, necesaria para volar siguiendo un patrón de búsqueda. Su aspecto firme y su robusta construcción han hecho popular el Type XX entre quienes buscan un reloj deportivo, original y técnico.

Breguet fabrica relojes Type XX en dos versiones: Aéronavale y Transatlantique, ambas con fecha. En cuanto a las características de diseño, el Type XXI presenta un contador de minutos fly-back en el centro y un indicador de 24 horas. Hay también versiones del Transatlantique fabricadas para las mujeres amantes de la elegancia técnica.