El gran arte: las grandes complicaciones de Breguet rinden tributo a la equivalencia bicentenaria entre la relojería y la ciencia mecánica avanzada.

Los relojeros actuales todavía se enfrentan a esta rama de la relojería con escasas ilusiones acerca de la magnitud de su tarea. Construir una gran complicación les enfrenta a un laberinto de dificultades técnicas que no sólo desafían su pericia sino también su capacidad de invención. Pensando y trabajando en cuatro dimensiones, generaciones de relojeros Breguet han demostrado la cúspide de su arte en el diseño de repetidores, relojes de calendario perpetuo y mecanismos tourbillon. Breguet protege sus últimos avances en calendarios perpetuos con dos patentes.