Signos inequívocos

Para crear el estilo que el tiempo no puede envejecer, Breguet se valió de las reglas clásicas de la proporción y el orden.
Como en todos los objetos preciosos, la suma de los detalles es lo que confiere a un reloj su especial presencia.

Esferas con decoración guillochéEsferas con decoración guilloché

  • Esferas con decoración guilloché

    En 1786, Breguet inventó e introdujo las esferas con un estilo totalmente nuevo, es decir con decoración guilloché de plata u oro. La decoración guilloché sigue siendo uno de los signos de reconocimiento de un reloj Breguet. Las famosas esferas con decoración guilloché de la marca se reconocen al instante. Sus características esferas con decoración guilloché son célebres por la finura de sus trazos, que reflejan la regularidad del movimiento que llevan dentro.
    Una esfera con decoración guilloché es una obra de arte en sí : partiendo de un disco de esfera liso de oro macizo, éste se trabaja con buril para vaciar o trazar las diferentes secciones que mostrarán, según la necesidad o el modelo, las indicaciones de tiempo – reserva de marcha, fase de la luna, segundero y muchas más. Este esbozo de esfera está entonces listo para la decoración guilloché propiamente dicho, operación que le dará una superficie mate con una textura muy fina, sin reflejos y delimitará las diferentes zonas con unos dibujos variados. De hecho, la utilización de varios motivos cuyos más conocidos ejemplos son el clavo de París, adoquín de París, rayo de sol, semillas de cebada, olas, cesta vieja, tablero de damas, aspecto flameado, etc. brindarán, no solamente una legibilidad sin par al modelo, sino también todo su carácter y su singularidad.
    Hoy en día, con el torno para guilloché, de concepción más que centenaria, el artesano sigue grabando según los métodos tradicionales dibujos de una décima de milímetro sobre oro. Estos dibujos serán tanto más complejos cuanto más sensibilidad ponga el artesano en el manejo de su herramienta; la operación se realiza totalmente a mano, de la cual el instrumento no es sino su mera prolongación.
    Seguidamente, a esta esfera meticulosamente guilloché a mano, se le aplicará un acabado plateado, según sabias técnicas artesanales realizadas hace dos siglos: una manipulación hábil de polvo de plata y de cepillos suaves consigue dar un acabado satinado a la superficie con un dibujo circular o lineal según el movimiento adoptado.
    La decoración guilloché, que se ejecuta tradicionalmente sobre esferas de oro, se realiza también sobre el nacar utilizado para algunos modelos modernos. Una proeza muy especial también dada la delicadeza del material.

    Esferas con decoración guilloché

Las agujas Breguet Las agujas Breguet

  • Las agujas Breguet

    Las famosas agujas Breguet, con una pomme évidée y descentrada, adornan las creaciones de la marca desde hace más de dos siglos. Diseñada en 1783, esta nueva forma seduce por su elegancia y la aguja tiene un éxito inmediato. El término de “aguja Breguet” no tarda en formar parte del vocabulario corriente de los relojeros. Estas agujas, sobrias y muy legibles, embellecen la mayoría de los modelos Breguet y siguen siendo hoy en día universalmente imitadas.

    Las agujas Breguet

Acanalado del canto Acanalado del canto

  • Acanalado del canto

    El acanalado (estrías finas realizadas sobre el canto de la caja de los relojes Breguet y adornadas con dos filetes superpuestos) es otro de los discretos detalles decorativos que constituyen lo que se ha llamado el estilo Breguet. En común con muchos Breguet antiguos, la mayoría de los relojes Breguet modernos tienen una caja con canto acanalado ; una de las características que los distinguen de otros relojes. Con la pieza bien sujeta, el patrón se aplica a mano en frío sobre el canto. 

    Acanalado del canto

La firma secreta La firma secreta

  • La firma secreta

    Dado que Breguet obtiene un gran éxito, sus creaciones son objeto de falsificaciones. En 1795, Breguet introduce pues la firma secreta, procedimiento cuya finalidad es luchar contra este fenómeno. Esta firma, realizada sobre la esfera es casi invisible, a no ser que se le ilumine con una luz rasante. Hoy todavía, esta firma adorna la mayoría de las esferas Breguet y sigue siendo una prueba de autenticidad.

    La firma secreta

Los números Breguet Los números Breguet

  • Los números Breguet

    Algunos relojes Breguet presentan los números característicos que diseñó A.-L. Breguet. Aunque él mismo no era un calígrafo, los números arábigos de Breguet muestran su don para combinar la funcionalidad con la elegancia. Utilizados todavía hoy especialmente en relojes con esfera esmaltada, los números de Breguet aparecieron por primera vez antes de la Revolución Francesa, cuando compartían la esfera con diminutas estrellas para señalar los minutos y estilizadas flores de lis a intervalos de cinco minutos. Hacia 1790 habían adquirido su forma definitiva.

    Los números Breguet

Un solo número Un solo número

  • Un solo número

    Los entusiastas de los relojes aceptan que cada reloj Breguet representa un estándar excepcional de arte relojero que merece ser identificado para la posteridad. Desde los primeros días de Breguet, los números de fabricación de sus relojes han permitido que los coleccionistas confirmen su origen y procedencia. De acuerdo con la tradición, el número de fabricación, único, asignado a cada reloj Breguet será testigo del talento y cuidado de su manufactura durante futuras generaciones.

    Un solo número

Las asasLas asas

  • Las asas

    Aunque son esenciales sólo para los relojes de pulsera, las asas que enlazan la correa con la caja llevan todas las marcas del auténtico estilo de Breguet. Unos pasadores atornillados, más que las habituales barras con muelle, sostienen la correa entre las asas, una solución que no sólo tiene mejor aspecto sino que es también más segura. Las asas tienen que soldarse al borde de la caja, tanto por motivos técnicos de rigidez como por coherencia estética. Igualmente exigente es la perforación del orificio del eje de carga. Sólo una absoluta precisión garantiza una caja estanca. 

    Las asas

Esferas con decoración guilloché

En 1786, Breguet inventó e introdujo las esferas con un estilo totalmente nuevo, es decir con decoración guilloché de plata u oro. La decoración guilloché sigue siendo uno de los signos de reconocimiento de un reloj Breguet. Las famosas esferas con decoración guilloché de la marca se reconocen al instante. Sus características esferas con decoración guilloché son célebres por la finura de sus trazos, que reflejan la regularidad del movimiento que llevan dentro.
Una esfera con decoración guilloché es una obra de arte en sí : partiendo de un disco de esfera liso de oro macizo, éste se trabaja con buril para vaciar o trazar las diferentes secciones que mostrarán, según la necesidad o el modelo, las indicaciones de tiempo – reserva de marcha, fase de la luna, segundero y muchas más. Este esbozo de esfera está entonces listo para la decoración guilloché propiamente dicho, operación que le dará una superficie mate con una textura muy fina, sin reflejos y delimitará las diferentes zonas con unos dibujos variados. De hecho, la utilización de varios motivos cuyos más conocidos ejemplos son el clavo de París, adoquín de París, rayo de sol, semillas de cebada, olas, cesta vieja, tablero de damas, aspecto flameado, etc. brindarán, no solamente una legibilidad sin par al modelo, sino también todo su carácter y su singularidad.
Hoy en día, con el torno para guilloché, de concepción más que centenaria, el artesano sigue grabando según los métodos tradicionales dibujos de una décima de milímetro sobre oro. Estos dibujos serán tanto más complejos cuanto más sensibilidad ponga el artesano en el manejo de su herramienta; la operación se realiza totalmente a mano, de la cual el instrumento no es sino su mera prolongación.
Seguidamente, a esta esfera meticulosamente guilloché a mano, se le aplicará un acabado plateado, según sabias técnicas artesanales realizadas hace dos siglos: una manipulación hábil de polvo de plata y de cepillos suaves consigue dar un acabado satinado a la superficie con un dibujo circular o lineal según el movimiento adoptado.
La decoración guilloché, que se ejecuta tradicionalmente sobre esferas de oro, se realiza también sobre el nacar utilizado para algunos modelos modernos. Una proeza muy especial también dada la delicadeza del material.

Esferas con decoración guilloché