This where the flash should stand...

NICOLAS G. HAYEK

Con el tiempo, Breguet ha mantenido vivo su patrimonio cultural con un espíritu moderno e innovador, demostrando su savoir-faire en materia de relojería fina y complicada.
Mientras que muchas firmas relojeras investigan su pasado para escribir su historia, Breguet dibuja una huella en el corazón mismo del arte y la cultura europeos. La marca cuenta con un codiciado pedigrí en el sector, pues creó los tesoros más importantes de la historia relojera. Aun los más distinguidos competidores de Breguet reconocen la insoslayable contribución de sus invenciones en los últimos 200 años de relojería fina.
La vitalidad de una gran empresa relojera se mide por su inventiva en campos multidisciplinarios como la tecnología, la estética y las ventas. El esfuerzo creativo de Breguet es incesante y, como siempre, la marca trabaja respetando las reglas de integridad mecánica y visual con que su creador fundó la relojería moderna. Para Breguet, es una cuestión de honor mantenerse a la vanguardia de los tiempos, preservando las tradiciones del buen gusto que reivindica como parte de su legado. Hoy, como miembro del Grupo Swatch, Breguet dispone de recursos inéditos que le permiten cumplir con su destino en el mundo de la relojería.
Como Director Ejecutivo, tengo grandes ambiciones para Breguet. La pureza de sus relojes, la complejidad de sus mecanismos y la esplendorosa trayectoria de la compañía han cautivado mi corazón e imaginación.
Mi misión, y la de toda la Dirección, es asegurar que la gracia, la maestría y la fascinación de las creaciones Breguet continúen respondiendo a las expectativas de los apasionados en el mundo entero. Por un lado, seguiremos ideando piezas cada vez más bellas y raras dentro de la más pura tradición Breguet. Por otro lado, aumentaremos nuestra producción de manera selectiva, a fin de satisfacer a una demanda creciente.
No puedo desear un mejor futuro para Breguet.
Nicolas G. Hayek
Presidente y Director General