This where the flash should stand...

EL CLASSIQUE CHRONOMETRIE REVELA SU POTENCIAL EN HONK KONG

09/08/2013

El pasado jueves 8 de agosto de 2013, Breguet Hong Kong presentó a la prensa el Classique Chronométrie 7727, el modelo insignia de la Manufactura para este año. Breguet organizó un almuerzo en el famoso restaurante gastronómico The Chariot Club al que invitó a la flor y nata del periodismo local, que tuvo la oportunidad de descubrir los secretos de este innovador reloj.

El 7 de noviembre de 2010, Breguet presentó una solicitud de patente sobre el pivote magnético. Este revolucionario invento, fruto de varios años de investigación, permite a la Manufactura establecer un nuevo hito en la historia de la relojería y dar un paso más allá en su incesante búsqueda de la perfección.

El pivote magnético, integrado en el modelo Classique Chronométrie 7727 de Breguet, se asienta sobre dos contrapivotes, cada uno dotado de un microimán a cada lado del eje de volante, cuya función consiste en mantener el eje de volante centrado y permitir su ajuste automático. El eje de volante, sostenido por una fuerza gravitatoria artificial, no se ve afectado por los cambios de posición del reloj, de modo que las condiciones de cada pivote se mantienen inalteradas. En consecuencia, el eje de volante opera insensible a la gravedad, con una mayor estabilidad y una mayor resistencia ante las sacudidas.

El dominio de la tecnología del silicio ha permitido a Breguet dotar a la referencia 7727 de una frecuencia de oscilación de 10 Hz, una cifra excepcionalmente alta, y de una precisión óptima, con una desviación media de -1/+3 segundos al día, una cifra muy superior al estándar del COSC para los cronómetros, que es de -4/+6 segundos al día.