Cómo reconocer un Breguet

Cómo detectar un Breguet falso

Al principio de su oficio, hacia 1790 o quizá antes, A.-Louis Breguet se enfrentó al fenómeno de la falsificación. A lo largo de su carrera, el problema se fue agravando, aunque disminuyó sin desaparecer del todo en la segunda mitad del siglo XIX: la cantidad de relojes Breguet falsos era muy superior al número de piezas auténticas.

Se puede considerar falso todo reloj de bolsillo que lleve un número individual superior a 5500, así como cualquier reloj de bolsillo del siglo XIX que ostente la firma "Breguet à Paris".
Del mismo modo, los modelos que exhiben la inscripción "Spiral Breguet" tampoco son de fabricación propia. De 1880 a 1910, muchas manufacturas añadieron a sus piezas dicha mención en letras grandes para conferirles credibilidad; Breguet jamás utilizó ese tipo de inscripciones.