This where the flash should stand...

BREGUET Y FRANCIA, UNA HISTORIA ATEMPORAL

30/01/2014

La historia de Breguet comenzó en Francia. En 1775, el joven suizo fabricante de relojes A.-L. Breguet fundó un negocio en París y realizó una notable contribución a la historia de la relojería. Dos siglos más tarde, la Manufactura relojera del mismo nombre, cuya sede central se encuentra en el Valle de Joux (Cantón de Vaud, Suiza), mantiene con Francia y con sus clientes franceses una relación privilegiada.

En 1999, París acogió la primera boutique de la marca, aún hoy una de las más grandes. Tanto las zonas de ventas como el espacio del museo Breguet comparten el espíritu contemporáneo de una decoración original. En 2011, la Manufactura abrió un segundo establecimiento en Francia, concretamente en Cannes, en respuesta a la gran demanda de los entusiastas, coleccionistas y amantes de la Alta Relojería de la Riviera francesa.

Desde entonces, Breguet sigue desplegando su atractivo en la Croisette. Recientemente, la Manufactura celebró un refinado y acogedor acto en el que abrió sus puertas a algunos clientes VIP. Un experto del laboratorio de investigación y desarrollo de la Manufactura, llegado desde Suiza expresamente para la ocasión, hizo una apasionada presentación de las principales invenciones de Breguet, incluido el pivote magnético.